CRONICA DE UNA SALIDA DESDE TANGUY HASTA DALI PASANDO POR BERLANGA Y BUÑUEL

Siete de la mañana, ultimo sábado del mes de junio de 2012.Carlos Hernández, José Morote, José Luis Benzunce, Perico Delgado, Juan Arroyo, Guti , Ferrán, Adolfo, Alfonso Acedo y Fonsi Acedo, estos dos últimos por delante, dispuestos un año más a subir Montserrat. El día se presenta bochornoso como así lo demostró en el paso de las horas y en su máxima culminación cuando las agujas del reloj se unen, en lo alto de la esfera numérica, en un éxtasis de muy simple contemplación. Sin comentar el paso de los insulsos kilómetros hasta Monistrol nos llega el momento de afrontar la ascensión. Una subida dura, sin descanso ni concesión. José Luis, Ferran, Adolfo y Guti metemos una marcha más y no paramos hasta ver por enésima vez el contexto de la Montaña Magica .Por detrás todos los demás. El ambiente es el mismo de siempre. Turistas con sus cámaras fotográficas que inmortalizaran ese día, excursionistas cargados con sus mochilas llenas de ilusión ecológica, personas de la tercera edad que se pasean con un brillo en los ojos que les revive a su juventud y clérigos, muchos clérigos. .Ah! y ciclistas, muchos ciclistas. Después de que como siempre algunos del grupo cumplan con sus deseos u obligaciones devotas nos lanzamos en busca de un buen almuerzo que nos de energías para un regreso que se adivina, por la experiencia que un servidor acumula, va a ser larga y burda. Nos dirigimos a La Teresa, donde ya hacía años que los del Singuerlin habíamos aposentados nuestros traseros para llenar nuestras tragaderas y desde que hace un par de ellos estaba cerrado .Una mesa larga y rectilínea para diez comensales. Sus manteles y servilletas de papel inmaculado que nada mas rozar la mesa, salen volando como si de revoltosas mariposas se tratasen imposibilitando su aposento. Todo por culpa de un aparato que cuelga del techo con tres aspas enormes y que no para de dar vuelta sobre si mismo Arreglado el entuerto dándole a un interruptor que saluda tímidamente desde un costado del marco de la puerta que teníamos a nuestras espaldas (según quien lo cuente).Butifarra, butifarra amb montgetes, butifarra amb pa amb tomaquet, butifarra amd allí oli y más butifarra. Todo ello mojado por un vino clarete que los más entendidos le dan los sinónimos más variopintos. Nos deleita la manduca un tal Antonio Viver o Vives. El cual cuenta entre muchísimas histirias que en sus tiempos mozos haya por los años 80 corrió en el mítico equipo ciclista del Kas ,junto a nombres tan ilustres como José Luis Laguia o Sean Kelly. Y que antes de su experiencia como corredor profesional ya había jugado en club de futbol Sabadell habiéndose enfrentado a un R C D Espanyol y a un F C Barcelona. Vamos un personaje sacado de un comic de Tin Tino de una película de Berlanga. A parte de todo lo contado en estas líneas y más, el susodicho personaje fue aun más allá. Pertenecía al ejército del Aire, con el grado de teniente coronel. Piloto en activo e instructor de las fuerzas armadas con sus mil y una batallas cargadas en sus espaldas. Recordando uno de sus muchos episodios en la guerra de Irak y señalándonos con su dedo índice una firma, que entre la sien y la ceja izquierda, le habían dejado los crudos combates. Digno de ponernos todos de pie, cuadrarnos ante él y que sonara el himno militar .En esos momentos me lo imaginaba con una ristra de medallas de todo tipo, diseño y color, que le colgaban de su enfundada y acartonada guerrera .De su vida ociosa nos conto que corría o más bien “volaba” en un aparato de su propiedad en los espectáculos aéreos de los famosos concursos aeronáuticos de “Red Bull”. Según nos conto vivía o más bien había nacido en Sabadell y que estaba más en Cádiz, es decir en la base de Rota que por su tierra natal. En fin, un individuo acreedor de escribir un quijotesco libro o de ser protagonista principal en una película de Buñuel. No pudimos disfrutar más de sus relatos. Estupefactos lo escuchábamos como si de un reportaje del NO-DO se tratara. Pero el tiempo pasa y este dio paso al segundo acto de la función.




Pedimos la cuenta después de degustar los cafés demandados y cuál es nuestra sorpresa que después de mucho consensuar en una mesa contigua a la nuestra, las tres mujeres sin piedad proclaman con la voz de la más veterana en edad, la tal Teresa el fallo del jurado .En la sala se oye un numero, que corresponde al precio que debemos aportar por la mencionadas butifarras junto al vino, gaseosa y cafés. Ciento cuarenta. Si 140 euros .a 14 por barba. Yo creí que el flamante Héroe se había ido y con el todo lo daliniano que había en el ambiente, pero estaba equivocado, esa atmosfera surrealista aun estaba entre nosotros para darnos la última de las conmociones. Después de la protesta general y de hacerles comprender que aquel número no cuadraba con lo engullido nos propone como descuento de la pena otra cifra. Esta seria individual e intransferible. Doce. Si 12 euros y todos contentos .Entre muchas de las escusas que nos daban, estaba la de que la Madame contaba aun en pesetas. Ni nos daban la cuenta para examinarla, ni nos decían los precios de la butifarra, de la butifarra amb montgetes, de la butifarra amb pa amb tomaquet, de la butifarra amd allí oli o del café. Por un momento creí que me iba a despertar. Pero no, era imposible porque no estaba soñando. Aquello era real. Después de una acalorada discusión por parte de uno de nosotros y ponerle las cosa claras a dichas señoras recordándoles que del árbol ya hacía tiempo que nos habíamos caído y de que no era la primera cuenta numérica que resolvían en su vida . Le dejamos dejamos 10 euros por comensal y santas pascuas y agradecida. Le comente que aquellas caras estupefactas , y aquel maillot que luciamos con tanto orgullo , en aquellos aposentos no los iva a ver nunca mas; el director, con megáfono en mano exclamó: Corten!!.Y la escena concluyo como buena y gracias al destino, a dios o a la madre naturaleza, no tuvo que repetirse. El resto de la crónica y después de lo sucedido y relatado, la verdad es que ya no tenía ningún interés literario ,ni culinario ni deportivo y es que a veces y sin esperártelo salen a escena los actos más surrealistas que ni a un Dali, o a un Berlanga en sus mejores momentos de inspiración se le hubiesen pasado por su intelecto.

 

Adolfo Garcia

SEGURO DE PROTECCIÓN JURÍDICA
SEGURO DE PROTECCIÓN JURÍDICA EN EL QUE SE INCLUYE EL MÓDULO O GARANTÍA DE “CONFLICTOS RELACIONADOS CON LOS ACCIDENTES Y LA RECLAMACIÓN DE LESIONES” CON UN IMPORTE ANUAL DEL SEGURO DE 29,00 EUROS.
EL SEGURO CUBRE NO SOLO A LA PERSONA QUE LO CONTRATA SINO QUE TAMBIÉN A SU CÓNYUGE O PAREJA DE HECHO, LOS PADRES DE AMBOS QUE CONVIVAN EN LA MISMA VIVIENDA Y LOS HIJOS MENORES DE 25 AÑOS O LEGALMENTE INCAPACITADOS QUE TAMBIÉN VIVAN EN LA MISMA VIVIENDA
ponsgomez@ponsgomez.com
Proyecto Modulo Protección Jurídica DAS
Documento Adobe Acrobat 1.7 MB

PARA REALIZAR CUALQUIER PAGO

                BBVA

ES21 0182 3536 1702 0041 5553

PUEDES CONTACTAR CON NOSOTROS A TRASVES DE

ucs.singuerlin@gmail.com